‘La Red Social’, psicología musical. Las mejores bandas sonoras de música electrónica (II)

¿Os imagináis a Mark Zuckerberg de rave en el desierto de los Monegros? ¿En el Coachella o en cualquier otro festival que tenga lugar en suelo americano? ¿Qué tiene que ver el fundador de Facebook con la música electrónica?

Hace tiempo que iniciamos una serie acerca de las mejores bandas sonoras de música electrónica con la película de Nicolas Winding Refn , ‘Drive’. Ya os contamos de la indivisibilidad entre música e imagen que se da en el séptimo arte, unidas como uña y carne para ofrecer un todo unitario que apele a la emotividad del espectador. Ya sea miedo, lástima, alegría, nostalgia o furia, cualquier sentimiento puede ser ensalzado con una buena dosis de estímulos audiovisuales. Y es justo en este punto donde la música, hermanada con la imagen, entre en escena.

Como si de un actor oculto se tratase, la música pasa en numerosas ocasiones desapercibida para el gran público. La hermana pobre del cine, relegada al ostracismo por el poder de la imagen y el argumento, contribuye a esa apelación de las emociones, incluso más fuerte que el resto de compañeros de reparto. De este modo, una banda sonora puede hacer de una película mediocre un gran film. ¿Quién no recuerda la practicidad de la banda sonora de ‘Leyendas de Pasión’ en su búsqueda de la lágrima del espectador? ¿Qué decir de Vangelis en uno de las películas más atemporales de la historia del cine en ‘Blade Runner’?

La música en el cine, la banda sonora del film, debe ser dignificada y ensalzada, más si cabe cuando ésta forma parte del género electrónico, denostado, vilipendiado y tachado de burdo por su simplista concepción de música de baile. Es por eso que esta serie es un alegato, un esfuerzo de reconocimiento, en el que queremos dejar constancia acerca de la versatilidad de la electrónica en la interpretación de múltiples roles. Y no es una pataleta caprichosa cuando los agentes oficiales reconocen esta faceta.

Oscar a la Mejor Banda Sonora Original por 'La Red Social'

Tras esta perorata "revindicalista", y aprovechando la reciente entrega de los Globos de Oro, traemos hoy una película que sin hacer mucho ruido, acabó siendo la gran triunfadora de estos premios en la edición de 2011: Mejor Película Dramática, Mejor Director, Mejor Guión y Mejor Banda Sonora Original. Pero no quedó aquí la cosa, y es que pasó por los principales certámenes y festivales de cine, cual temporal, arrasando y consiguiendo premio tras premio.

Aún no cumpliéndose las quinielas, el Kodak Theater vio subirse al escenario a representantes del film en tres de las ocho nominaciones a las que optaba, siendo uno de ellos el gran Aaron Sorkin (Mejor Guión Adaptado), así como a Trent Reznor y Atticus Ross (Mejor Banda Sonora Original). ¿Pero quién son este Reznor y este Ross?

Trent Reznor nació en un pueblo aburrido y lineal de Pensilvania. Como muchos otros niños de la América profunda, sus anhelos pasaban por dejar atrás la pesada ancla en busca del gran sueño americano. Y éste acabo siendo la música. Aunque no fue hasta mucho después cuando la electrónica llamó a su puerta pidiendo paso. Hasta la fecha, ocho álbumes de estudio, más de 20 millones de discos vendidos en todo el mundo y dos Premios Grammy como Nine Inch Nails (NIN). Además, reconocido por la prensa especializada como uno de los músicos más influyentes.