Música electrónica en femenino: Helena Hauff

Analógica y divina, Helena Hauff se está convirtiendo poco a poco en una diosa del inframundo. Su sonido ácido y crudo que consigue con sintetizadores cada vez cuenta con más adeptos que también adoran su estilo personal, alejado de lo que marca la industria musical.

Antes de lanzarse a la aventura de producir Helena Hauff pasó varios años sorprendiendo a su público con sus sesiones energéticas y muy ácidas durante las fiestas llamadas “Birds & Other Instruments” que organizaba ella misma una vez al mes en el mítico club Golden Pudel en los muelles de Hamburgo.

Fiestas en las que arropada por un ambiente peculiar y alternativo y con un público predispuesto a dejarse sorprender y escuchar sonidos nuevos, se permitía experimentar y atreverse con sesiones energéticas y vibrantes, en las que dejaba clara su gran capacidad para fusionar estilos diferentes sin miedo al juego y a la experimentación.

Pasado este periodo de aprendizaje, en 2013 nos presentaba su primer retoño discográfico ‘Actio Reactio’ , rebosante de un sonido oscuro, áspero y muy interesante creado con sintetizadores y publicado en formato vinilo y en cassette.

Y siguiendo la estela de este peculiar EP, durante este otoño aparecía en escena ‘Discreet Desires’, que salió conjuntamente en el sello de Actress, Werkdiscs y en Ninja Tune. 10 traks en los que nos invita a viajar por los sonidos ácidos e industriales que tanto le gustan y que es capaz de conseguir al estilo más analógico.



Los comentarios están cerrados.