Urbanfire | skate · surf · urban · electrónica – Blog extremo

¿Qué es el EDM y por qué acecha a la música electrónica?

De un tiempo a ahora la etiqueta EDM ha comenzado a resonar en todos los reinos como si de la gran esperanza de la electrónica se tratara, pero ¿qué es el EDM y qué supone para la música electrónica?

De un tiempo a esta parte, el EDM ha empezado a copar muchas portadas de medios especializados. Una tendencia convertida en cultura y propugnada al otro lado del charco, diametralmente opuesta, según los puristas, a la esencia misma de la música electrónica tradicional. Queda así inaugurado el debate, sirviendo este post para dar respuesta a algunas preguntas acuciantes: ¿supone el EDM una amenza para la música electrónica? ¿Está el EDM desvirtuando un estilo musical ya consagrado? ¿Es el EDM un género musical en sí mismo?

¿Qué es el Electronic Dance Music, más conocido como EDM? 

El EDM o Elelectronic Dance Music no es un género musical en sí mismo por mucho que se le cuelgue esta etiqueta a artistas de la talla de Skrillex, Steve Aoki o David Guetta entre muchos otros. No encontrareis por ello en ningún store online una serie de temas categorizados bajo el signo EDM. El EDM no es, por tanto, un género musical propio, sino que bebe de varios estilos y fuentes sonoras para crear diferentes productos válidos para todos los públicos. ¿Qué géneros? Un mix entre el house, hip-hop, nu-rave e incluso dubstep en los más arriesgados (Skrillex). Una amalgama pastosa que en opinión de quien suscribe, elimina todo lo bueno de éstos, quedándose con una fórmula fácil, simplona y de rápido acceso para nuevos y primerizos públicos. 

 

Rihanna concierto EDM

Si el EDM no es un género musical, ¿qué es entonces? Muy recomendables los artículos que Javier Blanquez ha escrito sobre la materia, en los que trata de aproximarse al fenómeno desde una perspectiva más crítica. En dichos artículos, Blanquez define el EDM como “el concepto que se ha hecho fuerte este año (2012) en el léxico periodístico musical, especialmente en Estados Unidos y a raíz de la explosión popular de DJs como Skrillex, Kaskade y Steve Aoki (…) metiendo en el mismo saco todo lo que se hace con software y permite bailar”. Y prosigue: “quienes usan la etiqueta EDM se refieren por igual al house épico de Kaskade como a los temblores wobble de Skrillex y, por extensión, a los temas de Justin Bieber o Britney Spears donde hay un drop ubicado estratégicamente en el puente de la canción”.

La vanidad de los artistas del EDM

En agosto del año pasado 20 Minutos se hacía eco de una noticia publicada por Forbes acerca de los Dj’s mejor pagados del mundo. Un completo listado realizado en base a la renta cosechada durante el ejercicio de 2011, incluyendo actuaciones, ventas, así como contratos publicitarios entre otras “nimiedades”. Por su puesto que no vemos entre los mejor pagados a productores de la talla de Dave Clarke, una leyenda viva del techno, ni a Richie Hawtin o Paul Kalkbrenner a pesar representar éstos el ala más populista de la electrónica tradicional.

En la citada lista si vemos por el contrario a toda la nueva hornada de artistas adscritos al EDM con Tiesto liderando el ranking y percibiendo la nada desdeñosa cifra de más de 200.000 euros por actuación. Solo de este modo se comprende como en 2011 facturó más de 18 millones de euros. Skrillex, uno de esos artistas que han sabido trabajar a la perfección su personal branding le sigue a la zaga con una facturación de 15 millones de euros. Swedish House Mafia, ya separados, copan el tercer puesto con 11 millones de euros, seguidos del francés David Guetta rondando tal cifra. 

Alcanzado tales cifras por actuación quizás no sea de extrañar que la vanidad de estos artistas esté sobrealimentada, y veamos por ello prácticas en el escenario que avergonzarían a cualquier productor respetado. Prácticas irrespetuosas con el público heredaras del mainstream como el playback.

Empezamos así con nuestra particular selección que pone en evidencia el poco respeto que estos artistas profesan a su público, quienes ilusionados llegan a pagar precios desorbitados para ver sus actuaciones. En primer lugar, tenemos a David Guetta, quien ya ha estado en el candelero mediático en repetidas ocasiones por otras demostraciones similares.

El EDM representa para muchos una oportunidad, un negocio rentable al que querer sumarse. Por ello no es de extrañar que personajes de la farándula más propia de Pop Rosa se erijan ahora como nuevos héroes del Djing. Estrellas del cine porno como Nacho Vidal, divas de la prensa rosa como Paris Hilton o deportistas del motor como Fonsi Nieto o Jaime Algersuari han hecho ya sus primero pinitos en cabina.

El quinto Dj mejor pagado el mundo, Steve Aoki, centra su show en un par de momentos álgidos que poco o nada tienen que ver con su propuesta musical. Dos momentos que los fans esperan como agua de mayo, y que de no producirse, la decepción es generalizada y la sesión un sinsentido. Nos referimos a los clímax que suponen, por un lado, el lanzamiento de tarta al público, y por otro, el famoso stagediving, que confiere un tono poco profesional a la actuación.

Momento para la reflexión 

El EDM es por tanto un fenómeno que ha venido para quedarse; una tendencia y un negocio para muchos que pone en jaque a los pilares más herméticos de la música electrónica tradicional. Se trata de una corriente que puede llegar a avergonzar a los más puristas del género, pero que guste o no cuenta con un público cada vez más creciente.

Cerramos por tanto el artículo formulando de nuevo las preguntas que quedan en el aire: ¿supone el EDM una amenaza para la música electrónica? ¿Está el EDM desvirtuando un estilo musical ya consagrado? ¿Es el EDM un género musical en sí mismo?

En Urbanfire te enseñamos a hacer música electrónica

No te pierdas los videotutoriales de burn SCRATCH para aprender a pinchar y convertirte en DJ. Tienes una oportunidad ante tus ojos con burn Residency.

 

En Urbanfire | Música electrónica para principiantes (I): Techno! The New Dance Sound of Detroit
Imagen | Fórmula TV

Summary
Review Date
Reviewed Item
EDM
Author Rating
5